La industria de la bici se dispara tras la pandemia

  1. Home
  2. La industria de la bici se dispara tras la pandemia
FacebookTwitterLinkedIn

Analizamos, junto a varios expertos, el porqué del auge de la bicicleta y el escenario que debemos esperar para los próximos meses

Es muy probable que, si has ido recientemente a comprar una bicicleta, te hayas encontrado con esta respuesta: “no hay stock”. Una situación impensable hace solo unos meses, pero que se ha convertido en habitual durante y después de la pandemia por coronavirus. Porque si bien la Covid-19 ha sido nefasta para la inmensa mayoría de los sectores e industrias, no lo ha sido tanto para la de la bici. O, al menos, para una parte de ella.

Solo hace falta atender a los datos que publica un informe publicado recientemente por la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) y Cofidis. El titular es demoledor: en 2020 se produjo un récord histórico con la venta de 1.565.233 millones de bicicletas, un 24,1% más que en el año anterior. En otras palabras, en el año del coronavirus se vendieron 300.000 bicicletas más que en 2019, y que significaron un incremento en la facturación del sector de 2.607 millones de euros, un 39,9% más que doce meses antes.

Un boom de la industria en toda regla, que nos confirma Javier Fernández Alba, Director de entrenamientociclismo.com y, hasta 2019, Presidente y Director Técnico de la Federación Madrileña de Ciclismo. “La industria de la bicicleta en todo su contexto está al alza”, nos cuenta Alba. “Desde las grandes fábricas, que están desbordadas y no tienen bicicletas para dar servicio a tanta demanda, a las grandes empresas de componente como Shimano, pasando por aquellos servicios colaterales como entrenamiento, biomecánica o pruebas de esfuerzo que proporcionamos nosotros”.

Javier Fernández Alba

Una expansión que está atrayendo a cada vez más público, con perfiles muy distintos a los de la época pre-Covid. “Nos estamos encontrando con un perfil de ciclista que antes no teníamos. Antes estaban muy profesionalizados y ahora nos está llegando un público más “generalista”. Esto implicará por tanto un crecimiento del ciclismo en su contexto; cada vez habrá más pruebas porque cada vez habrá más demanda”.

El “efecto secundario” de la Covid

Miguel Silvestre es una de las caras más conocidas en los eventos ciclistas, además de ser el Director Deportivo de la Pilgrim Race by TressisALAPAR. Y, “tirando” de su experiencia en el mundo de los pedales, nos establece un paralelismo con la situación actual y la generada tras la crisis de hace más de una década.

Miguel Silvestre

“Hubo un boom de la bicicleta en 2008”, resalta, “que coincidió con la crisis de ese año y lo ha vuelto a haber ahora, pero el resultado será distinto en cada caso”. Para Silvestre, en aquella primera crisis la bici se convirtió en una especie de “refugio”, implicando un aumento de la actividad deportiva que se tradujo, a su vez, en la apertura de muchas tiendas especializadas y en la creación de eventos de esta índole. Por tanto, y a diferencia de lo que está sucediendo en la actualidad, la producción sí que fue capaz de asumir la demanda.

Sin embargo, en 2021, el boom no solo ha sido exagerado, sino que ha implicado “un cambio de estilo de vida”. Así lo cree el Director Deportivo de la Pilgrim, quien recuerda que “la crisis de 2008 fue económica, pero ésta, además de ello, lo ha sido también de preferencias vitales y nos ha hecho preguntarnos qué queremos cambiar. Por eso este despegue de la industria de la bicicleta será más duradero, ya que implica alteración de la concepción personal del que la bici formará parte”.

Y es que, como apunta Silvestre, la bici no es solo para competir. “Puede ser nuestro medio de transporte, de viaje, para hacer deporte o simplemente para el ocio”. En este sentido, este nuevo paradigma irá mucho más allá, implicando “reformas más amplias, como un cambio en la concepción de las ciudades, que serán más accesibles para el mundo de la bici; también en la forma de concebir el ocio y el turismo, con muchas personas que empezarán a optar por zonas vacacionales donde pueda practicar este deporte; y, por supuesto, más gente se acercará al mundo de la bici y empezará a practicar deporte”.

Este cambio de estilo de vida también es compartido por Fernández Alba, quien considera que, a raíz de la pandemia, la gente empezó a pensar… ¿cómo puedo moverme? Y ahí estaba el mundo de la bici, en forma de rodillo o estática, durante el confinamiento. “La gente ha empezado a tomar conciencia de su salud, entrenándose y cuidando la nutrición. Lo vemos también con el auge de la demanda en la suplementación, con productos que refuerzan el sistema inmunológico. La gente se está documentando y se está cuidando cada día más”, señala el ex Presidente de la FMC.

Un gasto que renta

Tampoco es ningún secreto que las bicicletas de última generación no son baratas. Según el informe que señalábamos al inicio, cada vez destinamos más dinero a la compra de este vehículo, concretamente 856 euros, un 21,7% más que en 2019. Un incremento, cabe señalar, explicable por la mayor demanda de bicicletas eléctricas (2.648 euros de media), que experimentaron un aumento del 48,9% respecto al año anterior y ya suponen el 13,9% del mercado total.

Sea como fuere, y como nos comenta Alba, esta tendencia muy probablemente se mantendrá en el futuro. “Como la bici engancha mucho, toda esa gente que se inició con una bici más barata, va optando por opciones más caras o mejorando sus componentes. También va apuntándose a eventos y, al final, hace que todo crezca de manera exponencial. Solo hay que salir al campo o a las calles para comprobarlo”.

Porque, aunque los usuarios saben que esta afición, modo de vida o como prefiramos llamarlo, supone un coste importante a fin de mes, compensa. Javier Fernández lo tiene muy claro: “les reporta tanto, que no les importa. Veo a gente, que para nada es millonaria, que se gasta mucho dinero en una bici, que luego se apunta a un evento como puede ser la Pilgrim, que contratan a un entrenador… Gastos que suman. Pero al final lo que dicen es que es su ‘vicio’, y que, en vez de gastarlo en un bar, un restaurante, o en un reloj caro, lo hacen en la bici”.

Considera que “la gente está priorizando sus gastos en su salud, su bienestar y, por qué no decirlo, en un deporte muy exigente que les permite marcarse unos retos y ser capaces de superar algo que veían como imposible pero que, con entrenamiento, buena alimentación… pueden hacerlo posible y que se lo marcan como una gran meta”.

Una línea que sigue Miguel Silvestre, quien se muestra convencido de que, “al ser una crisis que también tiene que ver con el estilo de vida, no afectará a la bici, ya que, aunque tengan un precio elevado, estamos hablando de que es un lujo accesible, y la gente prefiere dejar, por ejemplo, de comprar ropa nueva que no necesita, antes de prescindir de la bici”.

El futuro de las pruebas

La pandemia ha afectado, eso sí, a las competiciones de MTB, ciclismo de carretera…, que en los últimos años habían proliferado. Y si bien es obvio que grandes rondas como el Tour de Francia o la Vuelta Ciclista a España no van a tener problemas en volver a ser lo que eran, cabe preguntarse cuál es el futuro de otras pruebas con menos ‘caché’ internacional, como podría ser, por ejemplo, el caso de la Pilgrim Race by TressisALAPAR.

Para Miguel Silvestre, el coronavirus ha supuesto también un cambio de paradigma en este aspecto, haciendo que el cliente “se vuelva más exigente: vamos a consumir menos, pero de mayor calidad”. En ese sentido, Silvestre apunta además al hecho de que cada vez habrá menos pruebas “por las restricciones medioambientales”. Sin embargo, ello no implicará que haya menos gente que se apunte, sino todo lo contrario. La razón, la bici eléctrica. “Ha llegado para quedarse. Con ella, mucha gente que estaba abandonado el deporte se mantendrá y otros que no lo practicaban, y quizá ni se lo habían planteado, se animarán”.

Por eso cree que “eventos como la Pilgrim van a crecer, porque ya no son solo eventos destinados a deportistas profesionales, sino que están orientados para acercar el mundo de la bicicleta a todo el mundo”. Además, en el caso concreto de esta prueba por etapas, da más razones concretas de por qué será atractiva para el gran público. “Por las fechas en las que se realiza, que es cuando la gente quiere disfrutar de sus vacaciones, y la zona, la Península Ibérica, que no supone viajes muy largos, es para todo el mundo. Desde los deportistas profesionales que compiten todo el año y aspiran a ganar la prueba, hasta aquellos que acaban de iniciarse y quieren hacerlo o con bici eléctrica o con algún familiar”.

Este optimismo es compartido por Javier Fernández Alba, quien, tras recordarnos que ha sido “una época muy mala para todas las pruebas”, considera que el avance en el plan de vacunación y la reducción de la incidencia de contagios permitirá “que se celebren más pruebas y que los organizadores de las mismas tengan mayores posibilidades de adaptarse a los protocolos y coberturas para organizarlas minimizando riesgos”.

Pero hay sobre todo un factor diferencial, y es que, como subraya Alba, “la gente está deseando participar en este tipo de eventos”. Lo ve cada día desde su trabajo, confesando que “los deportistas a los que entrenamos, por un lado, quieren ganar más resistencia, fuerza, estar más saludables etc., pero sobre todo quieren medirse a sus propios retos. La Pilgrim, la Titan, la Cape Epic… fascinan a estos deportistas y se los marcan como retos personales”.

Considera además que las ‘carreras burbuja’ que hemos visto últimamente no se mantendrán en el tiempo y que “recuperarán el formato que tenían antes” a medida que vaya avanzando la inmunización colectiva y la gente pierda el miedo.

Las pruebas desde el otro lado: Los patrocinadores

Otra de las piedras angulares de este tipo de pruebas es, sin duda, el apoyo de los patrocinadores. Los elevados costes que implican a nivel organizativo, de infraestructura, recursos humanos… estos eventos hacen imprescindibles las inyecciones económicas de entidades o empresas que quieran ligar su nombre a estos proyectos.

Con esta situación de crisis, es inevitable preguntarse si quienes antes ponían dinero lo seguirán viendo como una inversión rentable. Miguel Silvestre lo tiene claro. “Sí, sigue siendo atractivo. Es muy rentable porque estamos hablando de deporte participativo, además de significar un patrocinio cultural, turístico… y por supuesto deportivo. Este tipo de pruebas impregna de esos valores a la empresa y viceversa y, al final, esos valores que las empresas quieren transmitir, suelen ser reflejo de lo que estas pruebas transmiten: equipo, convivencia, experiencia, sacrificio, esfuerzo… Carreras como la Pilgrim, en la que pueden participar profesionales, amateurs, personas con discapacidad… que en el mismo tiempo y espacio practican la misma disciplina, son muy valiosos”.

Silvestre apunta además un aspecto que debe tenerse muy en cuenta, y es que este tipo de patrocinios “quedan enriquecidos si además hay una vivencia por parte de la empresa, ya que se convierten en patrocinios transformadores. Participan de una experiencia y a ellos también les aporta, convirtiéndose en una inversión”.

Una reflexión que está muy en línea con lo que nos cuenta por José Miguel Maté, CEO de Tressis SV, empresa que patrocina al equipo ciclista de Tressis A LA PAR y que da el naming a la Pilgrim. En su opinión, esta inversión “ayuda a reforzar y materializar algunos de los valores que llevamos en el ADN de nuestra compañía, como la solidaridad, la responsabilidad social, el trabajo en equipo, el esfuerzo y la humildad”, reflexiona Maté. Por otro lado, considera que “con este patrocinio apoyamos el deporte inclusivo, participando en pruebas consolidadas como la Pilgrim como un equipo más, demostrando que los ciclistas con discapacidad intelectual pueden realizar lo que se propongan”.

José Miguel Maté

Y es que la Pilgrim siempre ha destacado, en cada una de sus ediciones, por su apuesta por la inclusividad. El propio equipo de Tressis A LA PAR ya ha participado en dos de ellas, dando una lección a todo el mundo. Tal y como señala el CEO de Tressis, “en este tipo de pruebas rompemos barreras y provocamos “un cambio de mirada hacia las personas con discapacidad: lo que se inicia con cierta desconfianza por parte del resto de participantes, termina con respeto y cariño hacia estos deportistas que a pesar de su discapacidad compiten en igualdad de condiciones, son los primeros que ayudan en los momentos difíciles, y por supuesto, participan en las celebraciones. Es especialmente gratificante ver la relación que se establece con nuestro equipo a lo largo de las etapas”.

Por todo esto no tiene duda de por qué seguir apostando por esta prueba que une Madrid con Santiago de Compostela a través de siete etapas: “La Pilgrim es una prueba que fomenta la competición, el compañerismo y la convivencia mientras recorres el camino de Santiago. Hacer el Camino con una organización y soporte como la Pilgrim es un auténtico lujo que te permite disfrutar de su magia de una manera especial. Conjuga la dureza, siempre tiene que ser un reto, con momentos de disfrute con todos los participantes”, confiesa Maté

Bien es cierto que él mismo es un gran entusiasta de la bici, aunque empezó a picarle el gusanillo ”como deporte individual, al participar en triatlón, tratando de compensar el desgaste de las carreras de larga distancia a pie. Pero pronto me pasé a la MTB como parte del equipo Tressis A LA PAR”.

Maté reconoce asimismo que la práctica de este deporte le ha permitido “encontrar parajes próximos a mi residencia que no habría conocido si no fuera por la bici”, si bien lo que más le llena es “el equipo”. En este sentido subraya todas esas sensaciones que solo se pueden lograr con”la preparación de una prueba concreta, con las sesiones de entrenamiento, la planificación o la mera motivación, hace que encuentre en la bici enormes satisfacciones. ¡A pesar de mi torpeza!”.

Encadenando con las impresiones reflejadas al inicio y refrendadas por Miguel Silvestre y Javier Fernández Alba, cabe señalar que José Migue Maté también deja claro que “desde hace ya unos años venimos observando un crecimiento en la práctica del ciclismo, incluso un trasvase de runners que se pasan a la bicicleta. Como deporte al aire libre, la pandemia no ha hecho más que potenciar el uso de la bicicleta. Cada vez hay más aficionados, tanto a la carretera como a la MTB”.

Y, por supuesto, un último mensaje de optimismo: “hay muchas ganas de volver a participar en pruebas, entre ellas la Pilgrim, ¡que esperamos poder realizar, por fin, en 2022!”.

Que así sea.

EN EL DESPACHO DE JAVIER FERRERO

Leer

CORAZÓN CLASSIC MATCH 2017: A POR LA NOVENA

Leer

ESPORTS: PROS Y CONTRAS DE UN FENÓMENO IMPARABLE

Leer

UN CAFÉ CON ALFREDO GARCÍA Y SERGIO PAZOS

Leer

FOOTTERS: AHORA SÍ PODEMOS VER TODO EL FÚTBOL ESPAÑOL

Leer

El Camino de Santiago vuelve a la vida

Leer

El metaverso, la puerta a un nuevo mundo virtual

Leer

Un café con… Alberto Granadino

Leer

Los campeones del Futbolito 7×7 de CLA visitan, por fin, Madrid

Leer

LaLiga Tech, el paso definitivo hacia la digitalización del deporte

Leer

Un café con… Patricia Galán

Leer

#Tags

SPORT BRAND EXPERIENCE STRATEGY&COMUNICATION CLIENTES ZERTIOR BRAND&EXPERIENCE&EVENTS RAUL-RESPALDIZA EVENTOS EL-INVITADO DEPORTES BRANDING ENTRETENIMIENTO FUTBOL VIAJES ESPORTS MTB ZERTIOR-CHILE NUEVA ETIQUETA MIETIQUETA ETIQUETA FúTBOL DEPORTE PATROCINIO FúTBOL FEMENINO NBA INDUSTRIA REAL MADRID TWITCH SPORTS ENTERTAINMENT CONVENIO COLECTIVO SENN FERRERO WEBINAR CORONAVIRUS SPORTS & ENTERTAINMENT JOHAN CRUYFF INSTITUTE MARKETING MERCHANDISING BLACK LIVES MATTER PREMIER LEAGUE RACISMO REDES SOCIALES TWITTER FACEBOOK INSTAGRAM YOUTUBE ESPAñA PATRICIA ARANDA CCHC CáMARA CHILENA DE LA CONSTRUCCIóN CHILE CORDEP LEALTAD CEO TALKS REAL VALLADOLID APUESTAS DEPORTIVAS RAúL RESPALDIZA FUNDACIóN CHILE ESPAñA LOS SECRETOS PLAN CRUZ ROJA RESPONDE ECONOMíA DERECHO DEPORTIVO CLUBES DEPORTIVOS ESTADIOS FAKE NEWS GOOGLE CAJA LOS ANDES SITCOM MATíAS ANGUITA ENTREVISTAS BALONCESTO PI PILGRIM RACE PILGRIM RACE BY TRESSISALAPAR DIEGO MéNTRIDA TRIATLóN APPLE PUBLICIDAD CSD AFE LALIGA IRENE LOZANO TIKTOK FIRESPORTS JACOBO PRUSCHY COLEGIO SUIZO DE MADRID FAN ENGAGEMENT JUAN PABLO PAREJA ALFONSO VERDUGO COVID-19 NIKE ADIDAS JOMA DECATHLON STEVENAGE FC BURGER KING ECOMMERCE RETAIL BLACK FRIDAY PRIME DAY AMAZON MARCAS ZARA SANTANDER MOVISTAR KANTAR PABLO SáINZ-VILLEGAS MEC EMILIO GILOLMO GREGORIO ORDóñEZ SPORTBIZ EUROPE JULIO SENN MARíA SAN GIL GREEN FRIDAY RUNNING RUNNING FOR WEST SíNDROME DE WEST WILL SMITH ANUNCIOS SPOTS NHL CICLISMO MOUNTAIN BIKE EPICA ATACAMA MúSICA CONCIERTO SFA DIGITAL EL CORTE INGLéS MERCADONA EURO2020 CIPRI QUINTAS FUNDACIóN VILLACISNEROS UNIVERSIDAD CATóLICA FITUR APPS INTER MILAN PIRELLI BéISBOL MéXICO FERNANDO MAGRO FUNDACIóN CONECTEA EL ÁGUILA DE VERACRUZ IPHONE ANDROID FC BARCELONA EUROCUP FRENO AL ICTUS AUXADI VíCTOR SALAMANCA JUAN ARANO LA MIRADA DISRUPTIVA FUNDACIóN CASA CAMINO VICENTE MONGE ZBILIV BLOG VILLARREAL CF BICICLETA BICI AVATEL 359 ALMUDENA MARTORELL FUNDACIóN A LA PAR STADIO ITALIANO UNIVERSIDAD DE NAVARRA JUEGOS OL JUEGOS OLíMPICOS OLIMPIADAS TOKIO 2020 CORAZóN CLASSIC MATCH TEATRO REAL ASOCIACIóN DE EX JUGADORES DEL REAL MADRID FUNDACIóN REAL MADRID CRISTIAN CORREA JUEGOS PARALíMPICOS DEPORTE INCLUSIVO FUNDACIóN TAMBIéN ILUNION HOTELS CVC ISURUS GROUP AFICIONADOS LEMUSSE PRINCESA DE ASTURIAS IMPULSYN SPORTALENT PROFESIONALIZACIóN PODCASTS SCHüCO DIáLOGOS ENTRE ARQUITECTURA Y MúSICA METAVERSO CAMINO DE SANTIAGO

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción. Puede obtener más información en el apartado "Política de Cookies” de nuestra página web.

Ver Política

Has escogido no aceptar nuestra política de Cookies. Por tanto no podrás navegar en nuestra web. Si cambias de opinón puedes Aceptar las Cookies.